4 maneras para conseguir autoaceptación

por | 0 Comentarios

Cuando gané el Oscar, pensé que era un error. Pensaba que todo el mundo lo descubriría y que me lo acabarían quitando. Vendrían a mi casa, llamarían a la puerta y dirían: “Disculpe, queríamos dárselo a otra persona. Era para Meryl Streep”.

— Jodie Foster

Piensas: “¿Por qué alguien querría volver a verme en una película? Y, de todas formas, no sé actuar así que, ¿por qué estoy haciendo esto?”.

— Meryl Streep

¿Sientes que no eres lo suficientemente bueno en algo? ¡Adivina qué! No eres el únic@.

  • El otro día le escribí lo siguiente a un compañero :
    “Hay muchos temas sobre los que podría escribir, pero ya hay muchos libros. A veces me pregunto, ¿cuál es el objetivo?”
  • Él me contestó:
    “Conozco ese sentimiento de ‘¿Cuál es el objetivo?’ Todo aquello sobre lo que vale la pena hablar ya se ha dicho. Y, al fin y al cabo, ¿quién soy yo para escribir sobre ello? ¿Qué es lo que he conseguido hasta ahora? Bueno…supongo que es normal. Está bien saber que no somos los únicos a los que les preocupa esto.”

 

Sin importar si eres consciente de ello o no, millones de personas se sienten de la misma manera.

El sentimiento de “no ser lo suficientemente bueno” por sí mismo debe haber acabado con muchos más sueños que cualquier otro. ¿Quién no se ha sentido nunca así?

Aquí tienes una lista (poco exhaustiva) de cómo me he sentido yo durante mi vida:

  • No soy una escritora lo suficientemente buena
  • No soy lo suficientemente carismática
  • No soy lo suficientemente competente
  • No tengo la suficiente confianza en mí misma
  • No soy lo suficientemente constante
  • No soy lo suficientemente buena para hablar en público
  • No soy lo suficientemente inspiradora
  • No soy lo suficientemente interesante
  • No gano suficiente dinero
  • No soy lo suficientemente paciente
  • No soy lo suficientemente perseverante
  • No soy lo suficientemente proactiva
  • No soy lo suficientemente productiva
  • No entro en acción lo suficiente
  • No soy lo suficientemente resistente
  • Mi inglés no es lo suficientemente bueno
  • Mi memoria no es lo suficientemente buena.

Y podría continuar.

La gente que siente que no es lo suficientemente buena tiende a tener un bajo autoconcepto.

Se centran en aquello que hacen mal y filtran todo aquello que hacen bien. Intenta hacerles un cumplido y todo lo que obtendrás será: “No es para tanto”. O peor, pueden creer que lo único que intentas es ser educada o incluso manipularlos.

A estas personas les cuesta aceptar cumplidos. En vez de simplemente darte las gracias, devuelven el cumplido o subestiman lo que han hecho satisfactorio. ¿Puede que estés actuando de la misma manera?

Fíjate si haces alguna de las siguientes cosas cuando recibes un cumplido:

  • Quitarle importancia a lo que has hecho: “Cualquiera podría haberlo hecho”.
  • Hablar sobre todos tus errores y explicar las cosas que podrías haber hecho mejor.
  • Intentar devolver el cumplido: “Gracias. Creo que tú también has hecho un gran trabajo”.

 

Date cuenta de que estas tres opciones anteriores manifiestan una incapacidad de aceptar el cumplido al cien por ciento.

Además de restarle importancia a tus logros, puede que también magnifiques todos tus errores por pequeños que sean, para reforzar la idea de que no eres valioso. Mantienes una larga lista de tus fracasos, incapaz de dejarlos ir, ya que encajan con tu historia. ¿Quién serías si ya no fueras ese hombre o mujer que nunca es lo suficientemente bueno?

Por extraño que pueda parecer, salir de esta historia nos causa cierto temor. La certeza de que no eres lo suficientemente bueno te hace sentir cómodo, en cierta medida. Imagina que pasaría si te liberaras de tu historia, intentaras hacer algo que siempre has querido hacer, y fracasaras. Lo que sospechabas desde hace ya tanto tiempo: no eres lo suficientemente bueno.

O peor, ¿qué pasaría si tuvieras éxito? ¿Cómo encajaría esto en tu historia? Recuerda que tu cerebro está sesgado hacia la negatividad. Añadir tu propio sesgo no te ayudará a sentirte bien contigo mismo.

La realidad es que haces la mayoría de las cosas bien. Aunque la falta de experiencia, de interés o de talento puede explicar por qué no te va tan bien como te gustaría en ciertas áreas, esto no tiene nada que ver con que tú no seas lo suficientemente «bueno».

Identificar qué desencadena tus sentimientos de incapacidad:

  • El primer paso es descubrir qué desencadena estos sentimientos. ¿Con qué pensamientos te estás identificando? ¿Qué áreas de tu vida están implicadas?

Dedica unos pocos minutos a escribir lo siguiente:

  1. Las situaciones en las que no te sientes lo suficientemente bueno, y los pensamientos con los que te identificas (tu historia).
  2. Lleva un seguimiento de tus logros. El segundo paso es llevar un seguimiento de tus logros. No sentirse lo suficientemente bueno suele ser el resultado de mantener una visión negativa sobre ti mismo. Te centras en tus defectos, y no reconoces tus éxitos. Las personas con una autoestima saludable tienden a verse a sí mismas de manera más objetiva, reconociendo tanto sus debilidades como sus fortalezas.

PROPUESTA DE ACTIVIDAD PRÁCTICA

  1. Esta práctica sencilla te ayudará a aceptar los cumplidos. Cuando alguien te haga un cumplido, di lo siguiente:
    Gracias *inserta el nombre de la persona*.

Y ya está. No hay nada más sencillo. No digas: “Gracias pero…”, “Gracias, tú también” o “No ha sido para tanto”. Simplemente di “gracias”.

Aquí tienes mis recomendaciones para sacarle partido al ejercicio:

  1. Da las gracias en voz alta y de forma clara. Puede que descubras que tienes tendencia a reprimir tus sentimientos y acabar dando las gracias de forma casi mecánica. De hecho, puede que te des cuenta de que nunca dices “gracias” de corazón.
  2. Deja que el mensaje cale: antes de empezar una nueva frase, deja un espacio para que el sentimiento de gratitud se exprese. No le quites importancia al cumplido ni expliques por qué te lo mereces (o no).
  3. Dilo en la manera en que lo sientas: muestra tu aprecio diciéndole a la persona que te ha hecho el cumplido cómo te sientes. Puede que experimentes resistencia. A muchos de nosotros nos cuesta expresar gratitud, puesto que nuestro orgullo nos lo impide. Después de todo, somos fuertes y no necesitamos los cumplidos de nadie, ¿no? No queremos sentirnos vulnerables.

Si experimentas resistencia y este ejercicio te parece difícil, sé consciente de que es algo normal.

Tu capacidad para aceptar un cumplido puede ser un buen indicador de tu nivel de autoconfianza. Practica el aceptar cumplidos y permítete sentirte vulnerable. Aceptar que te mereces los cumplidos te ayudará a promover tu autoconfianza.

✴️ Y si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.