4 maneras de aumentar tu optimismo

4 maneras de aumentar tu optimismo

Te propongo empezar volviendo a definir qué es el optimismo.  ¿Lo recuerdas?

Ser optimistas es ver el lado positivo de las cosas, de las personas y esta filosofía es como una semilla, una buena compañera para la vida.

Anna BeuSam

A mi me pasa que cuando mi mente se empeña en ver dificultades, problemas, malas intenciones en los demás….solo consigo  desanimarme y  a veces sentirme en un profundo estado de apatía. ¿a ti tambien te pasa? pues esta será, una buena ocasión para darte muuucho amor!

💕 Pequeños arreglos en las cosas que repites cada día pueden tener un gran impacto en tu dia a dia… ¿quizás recordarte esto te puede ser de gran ayuda? Tú vas cambiando, tu mensaje va cambiando. Evolucionamos.

 7 formas de como se sienten las personas optimistas:

  1. Tienen Mejor Humor
  2. Son más Perseverantes
  3. Alcanzan sus Metas
  4. Son más Exitosas
  5. Tienen mejor Salud Física
  6. Salen más Fortalecidos de Situaciones Traumáticas
  7. Fluyen con su Vida.

¿Pero qué ha sido primero…. el huevo o la gallina? Ah, no!!! Que estábamos hablando de optimismo!! jejeje

¿Se es optimista porque se consigue el éxito o se consigue el éxito porque se es optimista?

Pues la verdad, es que se consiguen mejores resultados, porque se tiene una actitud optimista ante la vida. Y ya que el optimismo puede incorporarse a nuestras conductas, ya que puede aprenderse a ser optimistas….. ¿Por qué no serlo?

Aprender a cultivar el ser optimistas es posible y muy beneficioso.

¿Por dónde empezar?

Al cultivar la inteligencia emocional, podemos empezar por cambiar  la palabra “PROBLEMA” para cosechar la palabra “RETO.

¿Te acuerdas cual usas más en tu día a día? Solemos demasiado la palabra problema   y usar poco el reto ¿te pasa a ti?

Te propongo una pequeña práctica con los siguientes ejemplos:

  • Mudarnos de piso y volver a poner todo en su sitio….. ¿es un problema o un reto?
  • Pasar de las zapatillas de velcro a los cordones….¿es un problema o un reto?
  • Separarte y descubrir que no sabes conducir y te vendría bien ….¿Es un problema o un reto?

 

Un problema, no existe fuera de nosotros. Mientras nosotros no le hemos puesto la etiqueta, todas esas situaciones, son simplemente situaciones de las que ocuparnos. ¿estás de acuerdo?

Pues bien, ADEMÁS con ello mejoras tu diálogo interno. Si cambias tu interpretación acerca de las situaciones en las que afrontas en tu día a día, decidiendo que son retos, es decir oportunidades de mejorar tu vida a largo plazo, en lugar de permanecer haciendo  lo que siempre se ha hecho……

Cada día, cada semana, puedes irás practicando  pequeños cambios en tu vida….. ¿o acaso todavia crees que vendrá alguien y lo hará? ;(

Algunas veces, las personas que necesitan tener todo bajo control, no son conscientes de ello. Sienten, internamente, que las cosas “deberían” ser así. Están convencidas que las personas “deberían” hacer esto o lo otro. Quieren hacer todo bien, tomar la decisión correcta, la más ventajosa, la más apropiada…. Y a menudo, sufren por este motivo.

Una persona perfeccionista, que necesita la seguridad que le da el saber que está todo bajo control suele perder la serenidad, el equilibrio con facilidad. ¿Por qué? Simplemente, porque la vida y las personas somos incontrolables.

Cada día surgen multitud de circunstancias que escapan de nuestro control,  un semáforo en rojo, extraviar algo y usar el tiempo buscándolo, que los demás no cumplan los plazos pactados, los errores involuntarios, los accidentes e imprevistos escapan a diario de su control, haciendo que caigas una y otra vez en errores que estás cometiendo sin darte cuenta, como por ejemplo:

❌ Eres perfeccionista , si te enfadas con facilidad ante el error (propio o ajeno)

❌ Eres una persona necesitada de tener el control cuando crees que las cosas para estar bien hechas solo pueden hacerse a tu manera.

❌ Sufres con el perfeccionismo cuando las cosas fuera de lugar te duelen como un puñetazo en el estómago y no puedes evitar criticar a quien lo ha dejado fuera de su sitio.

A menudo, creemos que tener todo bajo control, nos evitará errores, nos evitará problemas aunque… por ello pagamos un precio muy alto por el perfeccionismo:

  1. los errores o fallos de los demás y los señalarlos de una manera poco asertiva, te distancia de las personas.
  2. la ansiedad de enfocarte solamente en el resultado perfecto, te impide disfrutar de las actividades, te genera conflictos con tu equipo, tu familia o tus amig@s.
  3. el tener unas expectativas, unas exigencias de perfección hacia los procesos y hacia las personas te genera frustración y desilusión cuando las cosas no salen como esperabas.
  4. la preocupación, la tensión, la ansiedad ante el posible fallo te impiden vivir, disfrutar de las experiencias de la vida, de tu trabajo, de tu familia.

GUÍA DE 4 EXPERIENCIAS PARA  AUMENTAR TU OPTIMISMO:

✅ Acepta el error como algo que puede ocurrir.

Nadie está exento de equivocarse, incluso aunque compruebes y repases algo varias veces, puede ocurrir que algo salga mal. Cuanto más te exijas no cometer ningún error, más te paralizas en busca de la perfección.

Si tras un resultado que no era el esperado, tu reacción es culparte, llenarte de remordimientos, cargarte de negatividad no vas a conseguir que el resultado cambie. Por mucho que te digas que has sido torpe o lo que quiera que te digas, no conseguirás nada más que hacerte daño.

Cambia ese diálogo, acepta ese error como un aprendizaje, acéptalo como algo natural y no como algo tremendo.

¿Cómo de importante es eso que ha salido mal? ¿Está en juego tu vida, tu trabajo, la salud de los demás? Sea cual sea el error, seguramente es menos grave que llenar tu corazón de odio hacia los demás o hacia ti mism@. Sea cual sea el resultado no deseado, enfadarte con la situación no la resuelve, sino que puedes generar un nuevo problema, un daño en tus relaciones personales.

 ✅ Acepta lo que está fuera de tu control

Si habías planeado una comida al aire libre y se presenta una tormenta, enfadarte, sentirte incómodo, decepcionado no hará que deje de llover. Piensa, pregúntate. ¿Para qué has organizado esa comida? Para disfrutar con tus seres queridos, ¿verdad?

Entonces, disfruta!!! Aunque llueva, aunque se caiga una copa, aunque a la comida le falte sal, aunque alguien llegue tarde, disfruta!!!  No permitas que las circunstancias que escapan de tu control afecten tu estado de ánimo y te impidan disfrutar de aquello que deseabas.

✅ Deja de querer ser perfect@ y de agradar «siempre» a los demás.

A menudo, el perfeccionismo surge de una necesidad de no ser criticado por los demás, surge de la necesidad de recibir la aprobación, de evitarnos escucharles decirnos que lo hemos hecho mal.

Si has vivido con personas perfeccionistas, acepta que tú no eres un error, que tu manera de hacer las cosas no está siempre mal, eres diferente, acepta que eres UNIC@, tienes derecho a hacer las cosas de otra manera, e incluso a equivocarte, no es el fin del mundo.

Mientras te resistas a aceptar que las cosas no siempre saldrán como tenías programado, serás tu mism@ quien se cause ese dolor que sientes cuando algo no sale bien. En cambio, si permites que tu vida fluya, sin darle a los contratiempos más importancia de la que tienen, habrás ganado en inteligencia emocional, habrás ganado en calidad de vida  y habrás evitado dañar tus relaciones personales.

✅ Concluye las tareas

No hay nada que nos quite más energías, que nos haga aumentar nuestro diálogo interno saboteador que sentirnos personas improductivas al no acabar lo que hemos empezado.

Todas esas tareas inconclusas, ocupan espacio en tu mente y constantemente golpean para llamar tu atención. Cuanto más temas y asuntos resuelvas, más espacio liberas en tu mente para pensar y actuar con decisión hacia tus metas.

Desde RE-INVENTARSE.COM te propongo gestionar los cambios necesarios, las decisiones precisas para vivir una vida más saludable, para alivianar nuestra carga y poder centrarnos en conseguir avanzar hacia nuestras metas.

Un proceso en re-inventarse.com te ayuda a enfocarte en los puntos te solución, en las barreras internas que te frenan y te impulsa a tomar decisiones firmes encaminadas a vivir tu vida de manera consciente.

Hablemos por aquí, si quieres mejorar los resultados que obtienes en tu vida y dar un paso al siguiente nivel.

Vamos allá!

 

Agradecida por tus comentarios,

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam
Cuando el enemigo está dentro de nuestra mente, autosabotaje

Cuando el enemigo está dentro de nuestra mente, autosabotaje

¿Sientes a menudo, que estás siendo sabotead@ desde dentro?
¿Sientes que sabes lo que tienes que hacer, pero «algo» desde tu interior te lo impide?

Esto es así y les ocurre a muchas personas. No te asustes.. Se llaman Creencias Limitantes  y tienen solución.

Pero para poder poner solución a algo, primero te propongo  ser consciente de ese «algo»…. ¿cuales podrían ser realmente tus creencias limitantes ?

  • ¿Crees que no te mereces una vida mejor?
  • ¿Crees que si cambias, si progresas, si mejoras tu vida (como ha sido hasta ahora) puede verse en peligro?
  • ¿Crees que tú no eres capaz ni válid@ para alcanzar tus metas?
  • ¿Te comparas con los demás?
  • ¿Te atemoriza compartir tus opiniones o ideas por que crees que las rechazarán?
  • ¿Compruebas como los demás avanzan y tu te quedas relegad@ a la frustración?
  • ¿Qué «piensas» que te impide entrar en acción hacia una vida mejor?

 

Seguramente, como también me ocurría a mi, tendrás uno o varios pensamientos limitantes. Estas creencias, están tan integradas a tu mente, que ya no eres consciente de ellas.

Cuando uno cree en algo, no lo cuestiona.

La mente, una vez que ha incorporado una creencia, dificilmente la cuestiona de manera inconsciente, sino que un@ mism@  tiene que hacer un ejercicio de autoconocimiento, de autoreflexión, para llegar a detectar cuales son nuestros pensamientos limitantes.

Y te aseguro que una vez que los descubras te parecerá inverosímil que algo así pudiera estar frenándote en la vida:))

¿Y cómo cambiar nuestras creencias limitantes?

Pues una vez que has detectado cuales son los pensamientos que te frenan, que te limitan, que te impiden sentirte una persona plenamente capaz de conseguir mejores resultados en tu vida, es hora de cambiarlos por lo que te empoderan.

No es algo que ocurra de la noche a la mañana, porque como ya sabes, somos personas de hábitos, y nuestras creencias limitantes van seguidas de conductas que convertimos en hábitos.

Te propongo comenzar por aqui:

  1. Detectar que nos decimos a nosotros mismos que nos está impidiendo avanzar.
  2. Enjuiciar esos pensamientos, ponerlos en duda, refutarlos, por ejemplo: ¿este pensamiento me acerca o aleja de mi propósito?
  3. Elegir nuevos pensamientos motivantes, que nos impulsen a actuar y nos den fuerzas.
  4. Hacerlo cada día, sin importar si un día no lo logramos, vuelve a ello con más fuerza.
  5. Mantener nuestra mente enfocada en lo que podemos hacer y hacerlo. Xim-pum!

Tu puedes ser, hacer y tener mucho más de lo que eres, haces y tienes.

Si te encuentras paralizado y lamentándote de tu mala vida, de la mala suerte que tienes, siento decirte que no es mala suerte….. sino otra cosa:

  • Tus creencias limitantes, aquello que no crees posible es lo que te impide hacerlo posible.  Y lo imposible solo tarda un poco más…toma nota.

 

Cuando consigues cambiar esos pensamientos que te han limitado en algún aspecto de tu vida, comprobarás como puedes cambiar y mejorar tu vida. Practicar  los 5 puntos anteriores te llevará de la mano para conseguirlo.

Existen varias técnicas y ejercicios de PNL que te ayudarán a lograrlo. Hay herramientas que te harán más sencilla esta tarea, te las iré compartiendo por aquí, así que  no las desestimes!!

Nunca es tarde para ser lo que se podría haber sido.

Esta frase, de George Elliot, es otra de las frase motivadoras que me repito semanalmente para continuar en mi crecimiento personal y profesional.

Tampoco es tarde para ti. Yo “desperté” con 37 años. Y estoy plenamente satisfecha de haber reconocido mis creencias limitantes.

Ahora, nada me impide seguir creciendo, nada me limita. Solo sé que es cuestión de perseverancia, trabajo y tiempo.

 

✴️ …si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

 Agradecida por tus comentarios,

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam

 

Tu actitud. Lo que nadie podrá robarte.

Tu actitud. Lo que nadie podrá robarte.

NADIE «NOS» ENFADA

Nos enfadamos nosotros cuando renunciamos a controlar nuestra actitud. Elegimos nosotros, no ellos, ni ellas. El entorno sólo nos regala aprendizajes.

Los que eligen enfadarse o indignarse, fallan la prueba. Los que eligen reaccionar fallarán. Pero los que eligen seguir con la sonrisa pasarán la prueba. Y será tan fácil como vigilar los sentimientos insatisfactorios y permitirse los sentimientos satisfactorios

Sonríe hoy!.

¿Para qué esperar?

El entorno es el mismo, pero la diferencia eres tú

Tu actitud no es una tarea más en tu lista de asuntos pendientes. Puedes estar alegre hoy.

Nunca esperes al momento adecuado para una buena actitud. Empieza hoy y el resto irá cuesta abajo. Si esperas al momento perfecto es posible que no hagas casi nada. El único momento que sientes es ahora. Posponlo y pospondrás ser feliz.

Una buena actitud hoy para diseñar los planes que alcancen tus objetivos, para escribir las líneas de ese libro o para ponerte en forma. Una sonrisa y seguirás a tope porque una buena actitud se autoalimenta.

Eres lo que piensas. Si estás preocupado, aunque lo que te preocupe salga bien, volverás a pre-ocuparte por otra cosa. Elige ocuparte ¿Alguna vez has sentido alivio por algo y al de un minuto volverte a agobiar por otra cosa? Es la trampa del piloto automático, si te pre-ocupas atraerás malestar. Un pensamiento negativo contamina tu actitud y una mala actitud esconderá las buenas oportunidades.

¿Por qué no eliges entonces la actitud que desencadene? No necesitarás esforzarte para conseguir lo que quieres. La persuasión amable es definitiva.

Las personas somos  hipersensibles a una buena actitud. ¿Has probado a estar la mayor parte del día sonriendo? Hipnotizarás a cualquiera y te abrirán todas las puertas!

¡Y nadie que pueda quitarte una buena actitud! Pueden influenciarte con sus hábitos o creencias erróneas, pero nunca controlarán tu actitud.

Nunca.

Con una actitud positiva el entorno es el mismo, la diferencia eres tú. Casi nada.

Sólo queda creértelo

¿Admiras lo que hacen otros mientras dices «si yo pudiera»? ¿Aplaudes los éxitos de otros pero eres tímido para reconocer tus capacidades?

Pues tienes habilidades y talentos de sobra, pero una pobre actitud los tapará. Tienes todo el poder y energía para conseguir lo que quieras. Tú vales, sólo tienes que dar un paso. Sólo tienes que creértelo.

Una buena actitud es imprescindible para el éxito. Si lo combinas con absorber conocimientos tendrás una fuerza interior irresistible. ¿Qué pasaría si leyeras los libros y tomaras las clases para alimentar una poderosa actitud? ¿Qué efecto tendría en tu futuro?

Si quieres el mejor futuro utiliza la única opción sobre la que tienes el poder absoluto: tu actitud. Protégela porque te va la vida ello.

Un potencial ilimitado, ganas de trabajar y talento no serán nada sin una buena actitud. Con ella terminarás proyectos y conocerás a gente que antes estaba fuera de tu alcance.

Los 4 consejos vitales de los más experimentados

Una encuesta a personas mayores de sesenta y cinco años sobre la actitud correcta, mostró los 4 consejos que seguirían si pudieran volver a revivir su vida:

  • Observar  más para darse cuenta antes
  • Buscar lo que de verdad les gustaría hacer en su vida
  • Tomar más riesgos
  • Vivir más el momento
  • Insistieron en que ser conscientes y arriesgarse más era la clave.

Empieza hoy mismo con estos consejos. Que nunca mires atrás con tristeza y arrepentimiento.

Tu edad no importa. Puedes llegar donde quieras si empiezas hoy con una actitud positiva.

Disfruta y atrévete. Como si hoy fuera el último día.

 

✴️ …si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

 

Agradecida por tus comentarios,

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam

 

7 claves para cultivar la motivación

7 claves para cultivar la motivación

  1.  ¡¡Tener una meta poderosa puede darte vida!! Mucho más que respirar, mucho más que pensar o que el fluir de tu sangre.
  2.  Termina lo que empiezas . La perseverancia , el no rendirte cuando algo sale mal, el volver a intentar dar otro paso distinto, en definitiva, cultivar el hábito de concluir las cosas. Recuerda que nada muere más rápido que una idea, cuando se deja de alimentarla.
  3. Entra en contacto con gente con la misma meta que tú. Socializar  con gente que se apasiona por las mismas cosas que tú, entrar en el círculo de aquellos que hacen lo mismo que tú, es una estupenda fuente de motivacion, renovación, crecimiento y sana competencia.
  4.  Busca aprender más y más , a ser posible, conviértete en autodidacta. Ve a la biblioteca, comparte libros con amigos, lee y aprende de internet, nunca dejes de llenar los huecos de tu falta de conocimiento.
  5. Trata de alinear tu talento natural, con tu meta. Si eres bueno en pintar, no te fijes como meta escribir la música de una canción. ¿Por qué? Porque el talento trae motivación natural, la motivación trae persistencia, y la persistencia, consigue acabar el trabajo.
  6. Aumenta tus conocimientos específicos.  Lee más libros que nadie en tu profesión, suscríbete a los blogs de los gurus de tu sector, empápate en lo último y más novedoso que necesitas aprender, eso, te motiva a implementar nuevas técnicas, a dar nuevos pasos.
  7. Asume  Riesgos .  Nunca nadie triunfó sin haber cometido unos cuantos errores. Pero eso no le detuvo. Sal de tu zona de confort, arriesga a hacer eso que no te animas, pero que sabes que te dará impulso hacia tu meta. si no funciona, no pasa nada. Si no te arriesgas, si pasa, te quedas encharcado en el arrepentimiento.

Nadie llega a la cima sin caer, sin desollarse las rodillas un par de veces.

Si quieres alcanzar tus metas, el coaching es la disciplina idónea para impulsarte hacia ellas, para encontrar tu grandeza oculta, para mejorar tu autoestima, para planificar el camino.

✴️ …si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

 Agradecida por tus comentarios,

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam
Como celebrar tus pequeños logros

Como celebrar tus pequeños logros

Las personas con metas triunfan porque saben a dónde van

Earl Nightingale

Celebrar los pequeños logros es parte de amarnos. Y ya sabemos que, para poder demostrar amor a otros, necesitamos amarnos nosotros mismos. También es posible celebrar los pequeños logros de otros. No olvidemos hacerlo con nuestros hijos, compañeros de trabajo o de estudio. Haremos que el ambiente sea más agradable.

Con el correr del tiempo comenzamos a visualizar la vida de una manera distinta, nos hacemos parte de un camino que está condicionado por las reglas, y por todo eso que nos hace aferrarnos a una realidad que muchas veces nos incomoda. ¿Alguien podría decirnos dónde se consigue el manual para vivir la vida como la queramos vivir? Seguramente no existe, en ningún lugar. Y es que nadie nos dijo antes que, son los detalles y los pequeños logros los que marcan un presente inolvidable.

Eso lo aprendemos en los momentos en los que conseguimos algo, por mínimo que sea, cuando esto ocurre en nuestro rostro se dibuja una sonrisa que nos confirma que eso es vivir, disfrutar de la inexplicable sensación de celebrar un logro.

No importa qué tipo de logro hayamos conseguido; superar una prueba, terminar algo que empezamos, concretar ese viaje que tanto soñamos o conseguir el primer trabajo, todos, absolutamente todos, merecen ser celebrados.

Y con celebrar me refiero a detenernos por un minuto para sentir cómo la alegría y la satisfacción recorren cada rincón de nuestro cuerpo, despertando en nosotras el impulso de ir a por más, sin detenernos. Al contemplar esta placentera sensación nos mostramos a nosotr@s mism@s que eso es tan solo una parte, de lo mucho que podemos alcanzar.

Celebrar un logro es el momento perfecto para frenar, respirar y convencernos que somos capaces de muchísimo más, es el momento perfecto para mirar hacia atrás, e impulsar un andar con personalidad, con confianza, que hable de nuestra seguridad, y de cómo enfrentamos nuestro día a día de una mejor manera.

Y si  ya tienes claro todos los motivos que hay para celebrar nuestras pequeñas victorias, o ya has conseguido un mini objetivo que te habías marcado y ahora toca celebrarlo y no sabes cómo hacerlo…hoy  precisamente vamos a estar hablando de cómo celebrar las peques victorias que te acercan a tus metas.

Este tipo de celebraciones no tiene por qué ser un gran fiestón.

No tiene que ser algo que te robe muchísimo tiempo, ni energía, ni dinero.

Es algo que, de hecho, puedes escoger si quieres hacer a modo de celebración grupal, si lo quieres compartir con más personas, o si quieres que sea algo que hagas tú completamente sola.

 

Podríamos decir que los únicos requisitos pueden que ser:

  • Algo que te guste,
  • Que te haga sentir bien,
  • Que esté alineado con tu propósito, con esa meta más grande.
  • Que refuerce ese sentimiento de victoria y de progreso que estás experimentando.

 

¿Esto qué quiere decir?.

Que si, por ejemplo, tu gran meta es dar un giro completo a tu alimentación y empezar a comer de forma saludable (empezar a comer ecológico, empezar a comer productos no procesados, etc) y la mini meta que te has marcado es empezar a cambiar tu alimentación por los desayunos; una vez pasados 15 días estaría muy bien celebrar tus progresos; pero no tiene ningún sentido que la celebración sea un pack de croissants rellenos de chocolate, envasados y comprados a un pack de 12 a 1 euro!!!!

No puede ser que la celebración de esta pequeña victoria se lleve por delante todo lo que tú ya has hecho.

Si te has propuesto reducir tus gastos, eliminando una deuda o un crédito que estás pagando, al celebrar tus avances tampoco tendría sentido que te pusieras a comprar algo que cuesta un dineral y que no necesitas.

Hay que buscar esa celebración que, como ya he dicho, sea coherente con ese objetivo final que te has marcado.

Es importante tener en cuenta que las celebraciones no serán universales.

Precisamente por esto, porque cada uno tiene sus metas y sus objetivos y cada uno disfruta haciendo unas cosas u otras.

Entonces, siempre, importante, importante, que estén conectadas con tu forma de ser y con tu objetivo final.

Ideas para celebrar tus metas

De todos modos, te voy a dar algunos ejemplos para ver si conectan contigo, o te resuenan de forma que te conectan con otra idea que sí que podrías hacer:

  • Un clásico que nos gusta mucho en esta cultura, es comer fuera, no. Bueno, si estás es un proceso de cambio de hábitos alimenticios, también podrías usar esta opción, yendo a comer a un restaurante saludable, macrobiótico, vegetariano, natural…

 

  • Ir a tomar unos vinitos, unas cañas, unos smoothies

 

  • Regalarte una mañana o una tarde libre. Pues sí, eso es un gran regalo y no nos lo hacemos normalmente. Así que se trata de decir “Hoy, aunque tengo muchísima trabajo, no voy a hacer nada, me voy a dedicar a mí. Me iré a la playa, a mirar las olas, o a la montaña y abrazaré un árbol” ¿Vale?

 

  • Cualquier auto regalo que se te ocurra, algo que lleves tiempo queriendo comprar.

 

  • Otro ejemplo que a mí personalmente me fascina, comprar algo de papelería bonito. Hay muchísimas cosas bonitas, o de decoración, que a veces no las compramos simplemente porque dices… “Bueno, sólo es bonito, ¿para qué lo voy a comprar?” Pues éste es un buen momento. Si está alineado contigo, cómprate algo bonito, algo que haga tiempo que deseas tener y nunca lo compras porque hay cosas más importantes en las que gastar el dinero.

 

Ojo, que tener cosas bonitas a nuestro alrededor ayuda (y muchísimo!) a sentirnos bien. Y ostras, estar viendo cosas bonitas a tu alrdedor, es mucho más inspirador que estar contemplando cosas funcionales pero feas, ¿no? Si para ti toda la parte visual es importante, este puede ser un buen regalo.

  • Estar en contacto con la naturaleza también es un gran regalo.

 

  • Salir a correr, si es algo que te gusta hacer, pero no lo haces a menudo, pues sal a correr.

 

  • Compartir tus logros con personas afines. Eso es una excelente forma de celebrarlo y a veces pensamos “Pero cómo lo voy a compartir…si van a pensar que…que soy muy creída o que me estoy vanagloriando, que estoy presumiendo…”. Y no nos equivoquemos, a las personas que realmente les importamos, les encanta escucharnos diciendo lo bien que estamos y lo satisfechos que estamos con lo que hemos conseguido.

 

Así que nos convertimos en una fuente de inspiración y dar buenas noticias, es algo que va a hacer sentir bien a las personas que realmente nos quieren. Así que comparte tus logros con esas personas.

Luego también es necesario aceptar y disfrutar los cumplidos y felicitaciones que te vayan a caer. Por supuesto. No quites peso a lo que has conseguido. Si al saber de tus avances alguien te dice “Wooow eres una crack, eres es un ejemplo a seguir, cómo me gusta, cómo me inspiras…”…… Nada de decir “No, no es nada”. No!!!!!! Sí que es. Acepta los cumplidos, pues responder con un “Gracias, me esfuerzo mucho y estoy muy satisfecha con lo que he conseguido”.

  • Otra forma de celebrarlo, que también es muy inspiradora y conecta muchísimo con vivir una vida significativa, es ayudar a otra persona a conseguirlo. Si hay algo que tú ya has conseguido o que ya vas un paso por delante; te va a hacer sentir súper bien, poder apoyar a otra persona que todavía no ha llegado hasta ahí. Eso es otra forma de hacer un regalo y hacerlo a toda la humanidad.

 

  • Masajes, baños relajantes, un spa…

 

  • Comprarte unas flores, comprarte una plantita que te guste…

 

  • Salir una tarde, o una noche, o lo que te dé de si la vida, o la disponibilidad de tus niños, con tus amigas.

 

Registra lo que estás logrando

 

Además de la celebración en sí, estaría genial llevar un registro de todo lo que estás consiguiendo.

Puede ser un diario de éxito, o una libreta que escojas específicamente para esto, o puedes usar tu agenda y crearte una pestañita que sea como… “Aquí van todos mis logros”… y lo vas centrando todo allí.

Porque a pesar de que hay cosas que nos cuestan mucho, en cuanto empezamos a hacerlas nos acostumbramos, y acaban saliendo de forma natural por lo que a veces las pasamos por alto, ya no lo celebramos ni nos damos cuenta de lo mucho que nos costaban antes.

Es así, a veces, nos cuesta mucho ver todo lo que hemos conseguido.

Así que en caso de duda, o en ese momento en el que te sientas mal, o que no estés inspirada, o te falte la motivación, o tengas ganas de abandonar… Estaría genial tener ese sitio que refleje todo lo que ya has conseguido.

Que también te puedan servir pues como un momento de inspiración y decir… “Es verdad, ostras, mira todo lo que he alcanzado”.

Así que si empiezas este tipo de diarios, te sorprenderá la cantidad de cosas que llegarás a anotar.

A medida que lo conviertas en un hábito te darás cuenta de que tienes mucho por agradecer y que hay mucho que ya has conseguido, y empezarás a valorar e incluir más cosas cada vez.

También es un buen momento para reflexionar si ese pequeño hito que has conseguido está contribuyendo a tus metas más ambiciosas. Hay que tener como ese momento de reconexión y de sentirte completamente orgullosa por lo que estás consiguiendo.

 

Cuando llevar a cabo la celebración

 

Importante, muy importante: Estas pequeñas celebraciones tienen que ser automáticas, a continuación de haberlo conseguido.

No puede ser que digas “Ey mira, he conseguido esta mini meta pero hoy no me va bien celebrarlo, así da igual, voy a seguir con lo siguiente”…

Noooo! Porque al final te vas a acabar olvidando, al final vas a decir… “Bueno, si ya estoy con otra cosa… ¿para qué voy a celebrar lo que ya hice o ya conseguí la semana pasada?”.

Precisamente por eso te animo a que incluyas en tu programación y en tu planificación ese tiempo para celebrarlo.

Es un cambio de enfoque importante: Ya no se trata sólo incluir todas las tareas que quieres hacer, sino de incluir también en tu lista de tareas también las celebraciones de tus pequeñas victorias.

Así ya no habrá excusa para el “Ay, es que no tengo tiempo ahora de celebrarlo…”.

Y también es muy recomendable que conviertas estas celebraciones en un ritual; en algo que puedas hacer incluso de forma recurrente, o a lo que puedas invitar a más gente.

Resumiendo:

Para decidir qué vas a hacer o cómo lo vas a hacer, necesitas tener en cuenta:

  • Qué quieres hacer.

 

  • Cuándo lo vas a hacer (en qué momento lo puedes hacer).

 

  • Dónde.

 

  • Y con quién lo vas a a compartir.

La vida da muchas vueltas, pero en la que decidimos embarcarnos hoy, ha sido la de celebrar los pequeños logros con un objetivo único, construir este presente de únicos momentos.

Y es que cada día es una aventura nueva por vivir, pero sobre todo por celebrar…

Escribe la mejor historia de tu vida y conviértete en su principal protagonista, mientras esto ocurra.

IMPORTANTE:

Si quieres derribar los bloqueos internos que te mantienen estancada y desarrollar una nueva mentalidad que te llevará a dar forma a tus proyectos más ambiciosos de una vez por todas

 

✴️ …si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

🙏🙏🙏 Agradecida por tus comentarios  🙏🙏🙏

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam

 

4 maneras para conseguir autoaceptación

4 maneras para conseguir autoaceptación

Cuando gané el Oscar, pensé que era un error. Pensaba que todo el mundo lo descubriría y que me lo acabarían quitando. Vendrían a mi casa, llamarían a la puerta y dirían: “Disculpe, queríamos dárselo a otra persona. Era para Meryl Streep”.

— Jodie Foster

Piensas: “¿Por qué alguien querría volver a verme en una película? Y, de todas formas, no sé actuar así que, ¿por qué estoy haciendo esto?”.

— Meryl Streep

¿Sientes que no eres lo suficientemente bueno en algo?

¡Adivina qué! …No eres el únic@.

  • El otro día le escribí lo siguiente a un compañero :
    “Hay muchos temas sobre los que podría escribir, pero ya hay muchos libros. A veces me pregunto, ¿cuál es el objetivo?”
  • Él me contestó:
    “Conozco ese sentimiento de ‘¿Cuál es el objetivo?’ Todo aquello sobre lo que vale la pena hablar ya se ha dicho. Y, al fin y al cabo, ¿quién soy yo para escribir sobre ello? ¿Qué es lo que he conseguido hasta ahora? Bueno…supongo que es normal. Está bien saber que no somos los únicos a los que les preocupa esto.”

 

Sin importar si eres consciente de ello o no, millones de personas se sienten de la misma manera.

El sentimiento de “no ser lo suficientemente bueno” por sí mismo debe haber acabado con muchos más sueños que cualquier otro. ¿Quién no se ha sentido nunca así?

Aquí tienes una lista (poco exhaustiva) de cómo me he sentido yo durante mi vida:

  • No soy una escritora lo suficientemente buena
  • No soy lo suficientemente carismática
  • No soy lo suficientemente competente
  • No tengo la suficiente confianza en mí misma
  • No soy lo suficientemente constante
  • No soy lo suficientemente buena para hablar en público
  • No soy lo suficientemente inspiradora
  • No soy lo suficientemente interesante
  • No gano suficiente dinero
  • No soy lo suficientemente paciente
  • No soy lo suficientemente perseverante
  • No soy lo suficientemente proactiva
  • No soy lo suficientemente productiva
  • No entro en acción lo suficiente
  • No soy lo suficientemente resistente
  • Mi inglés no es lo suficientemente bueno
  • Mi memoria no es lo suficientemente buena.

Y podría continuar.

La gente que siente que no es lo suficientemente buena tiende a tener un bajo autoconcepto.

Se centran en aquello que hacen mal y filtran todo aquello que hacen bien. Intenta hacerles un cumplido y todo lo que obtendrás será: “No es para tanto”. O peor, pueden creer que lo único que intentas es ser educada o incluso manipularlos.

A estas personas les cuesta aceptar cumplidos. En vez de simplemente darte las gracias, devuelven el cumplido o subestiman lo que han hecho satisfactorio. ¿Puede que estés actuando de la misma manera?

Fíjate si haces alguna de las siguientes cosas cuando recibes un cumplido:

  • Quitarle importancia a lo que has hecho: “Cualquiera podría haberlo hecho”.
  • Hablar sobre todos tus errores y explicar las cosas que podrías haber hecho mejor.
  • Intentar devolver el cumplido: “Gracias. Creo que tú también has hecho un gran trabajo”.

 

Date cuenta de que estas tres opciones anteriores manifiestan una incapacidad de aceptar el cumplido al cien por ciento.

Además de restarle importancia a tus logros, puede que también magnifiques todos tus errores por pequeños que sean, para reforzar la idea de que no eres valioso. Mantienes una larga lista de tus fracasos, incapaz de dejarlos ir, ya que encajan con tu historia. ¿Quién serías si ya no fueras ese hombre o mujer que nunca es lo suficientemente bueno?

Por extraño que pueda parecer, salir de esta historia nos causa cierto temor. La certeza de que no eres lo suficientemente bueno te hace sentir cómodo, en cierta medida. Imagina que pasaría si te liberaras de tu historia, intentaras hacer algo que siempre has querido hacer, y fracasaras. Lo que sospechabas desde hace ya tanto tiempo: no eres lo suficientemente bueno.

O peor, ¿qué pasaría si tuvieras éxito? ¿Cómo encajaría esto en tu historia? Recuerda que tu cerebro está sesgado hacia la negatividad. Añadir tu propio sesgo no te ayudará a sentirte bien contigo mismo.

La realidad es que haces la mayoría de las cosas bien. Aunque la falta de experiencia, de interés o de talento puede explicar por qué no te va tan bien como te gustaría en ciertas áreas, esto no tiene nada que ver con que tú no seas lo suficientemente «bueno».

Identificar qué desencadena tus sentimientos de incapacidad:

  • El primer paso es descubrir qué desencadena estos sentimientos. ¿Con qué pensamientos te estás identificando? ¿Qué áreas de tu vida están implicadas?

Dedica unos pocos minutos a escribir lo siguiente:

  1. Las situaciones en las que no te sientes lo suficientemente bueno, y los pensamientos con los que te identificas (tu historia).
  2. Lleva un seguimiento de tus logros. El segundo paso es llevar un seguimiento de tus logros. No sentirse lo suficientemente bueno suele ser el resultado de mantener una visión negativa sobre ti mismo. Te centras en tus defectos, y no reconoces tus éxitos. Las personas con una autoestima saludable tienden a verse a sí mismas de manera más objetiva, reconociendo tanto sus debilidades como sus fortalezas.

 

PROPUESTA DE ACTIVIDAD PRÁCTICA

  1. Esta práctica sencilla te ayudará a aceptar los cumplidos. Cuando alguien te haga un cumplido, di lo siguiente:
    Gracias *inserta el nombre de la persona*.

Y ya está. No hay nada más sencillo. No digas: “Gracias pero…”, “Gracias, tú también” o “No ha sido para tanto”. Simplemente di “gracias”.

Aquí tienes mis recomendaciones para sacarle partido al ejercicio:

  1. Da las gracias en voz alta y de forma clara. Puede que descubras que tienes tendencia a reprimir tus sentimientos y acabar dando las gracias de forma casi mecánica. De hecho, puede que te des cuenta de que nunca dices “gracias” de corazón.
  2. Deja que el mensaje cale: antes de empezar una nueva frase, deja un espacio para que el sentimiento de gratitud se exprese. No le quites importancia al cumplido ni expliques por qué te lo mereces (o no).
  3. Dilo en la manera en que lo sientas: muestra tu aprecio diciéndole a la persona que te ha hecho el cumplido cómo te sientes. Puede que experimentes resistencia. A muchos de nosotros nos cuesta expresar gratitud, puesto que nuestro orgullo nos lo impide. Después de todo, somos fuertes y no necesitamos los cumplidos de nadie, ¿no? No queremos sentirnos vulnerables.

Si experimentas resistencia y este ejercicio te parece difícil, sé consciente de que es algo normal.

Tu capacidad para aceptar un cumplido puede ser un buen indicador de tu nivel de autoconfianza. Practica el aceptar cumplidos y permítete sentirte vulnerable. Aceptar que te mereces los cumplidos te ayudará a promover tu autoconfianza.

 

✴️ Y si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

Agradecida por tus comentarios,

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Anna BeuSam