Como conseguir disciplina mental

por | 0 Comentarios

La clave para autogestionar tu mente es el desapego. Llámalo perdón o pasotismo. Pero sólo gestionarás tu mente cuando no te aferres a nada. Eres mentalmente saludable tanto como puedas desprenderte de tus emociones.

A lo largo de los siglos, en todas las religiones y filosofías el bien más elevado es la paz mental que da el desapego. Es la clave de la felicidad. Y no es incompatible con conseguir objetivos como creen muchos. El desapego acelera esos objetivos.

La gente se aferra a ideas, opiniones y bienes materiales. Sufren demasiado pensando en perderlos. No pueden ni dormir por la noche. Y esas preocupaciones acaban con su salud. ¿Para qué tantas posesiones entonces? ;))

Por eso serás tan fuerte como intentes gestionar tus impulsos y pensamientos. Porque todas las injusticias, malos modos, engaños, falta de modales y crítica destructiva que soportes son ineludibles. Son parte de la vida. No se libra nadie. La otra opción es vivir en una cueva. Por eso la única pregunta tras una experiencia negativa será: ¿En qué tiempo voy a transitar este dolor  y seguir con mi vida desde el aprendizaje? Esa es la verdadera fuerza mental, la que te coloca en un avance personal. Estar por encima de tus emociones es el verdadero poder.

Gestiona primero tu interior y conseguirás la paz mental. Disciplínate para pensar que no «necesitas» nada. Ni siquiera conseguir objetivos.  Cuando cultives el desapego y estés bien contigo mismo te volverás imparable. Entonces irónicamente aparecerán los premios. Como un beneficio secundario.

Cuando practicas el desapego y te separas emocionalmente de tus bienes y objetivos automáticamente liberas todo el poder. Y desde esa posición conseguir tus objetivos se vuelve fácil. Pruébalo que funciona.

La recompensa de ser disciplinado mentalmente.

La recompensa de ser disciplinado mentalmente no es material, es gustarte a ti mism@.

Cuando te disciplinas mentalmente te sientes bien contigo mismo@ y entonces puedes conseguir cualquier cosa. Y esa sensación supera cualquier bien físico.

La mayoría nunca sale de su miseria porque elige el camino de menor resistencia: quejarse y evitar lo importante. Pero el éxito llega cuando gestionas tus emociones y te disciplinas. Cuando «te miras» dentro. Y eso se consigue practicando el desapego. Hazlo como un juego. No necesitas nada material. Sólo gestionar tus pensamientos. Juega a hacerte mejor sólo por el placer de hacerte mejor.

Cuando gestionas tu apetito físico, cuando aprendes a perseverar y pensar a largo plazo todo se vuelve fácil. Cualquier obstáculo se empequeñece.

Y superado uno ves que puedes con más, que es ilimitado lo que puedes conseguir.

Y entonces te respetarán y disfrutarás de tu imagen “yo puedo”. Y mejorarán tu aspecto y relaciones.

Preguntas-Solución:

Recuerda: Una inocente pregunta pueden ser meses de gran avance.

El buen coaching cambiará tu vida financiera y solucionará tus cuestiones fundamentales sobre miedos, dinero, amistades y/o relaciones… Pero lo hará del modo más potente: con preguntas para que TU MISM@ te des la respuesta. Eso será mucho más efectivo. Porque ya tienes la solución dentro. En este momento tienes la solución de todo. Solo necesitas una llave que arranque tu mente. Ahorrarás mucho tiempo, dinero y dolores de cabeza cuando mires en tu interior.

Con las preguntas adecuadas serás creativo resolviendo problemas y avanzarás rápidamente en tu vida personal y profesional. Porque una buena pregunta te dirá dónde está la raíz del problema, quien es la gente retorcida encubierta de la que tienes que apartarte y qué cambiar para avanzar más rápido. Así activarás un radar para detectar situaciones conflictivas y evitarás años malgastados en un trabajo o forma de vida que no es la tuya.

Las respuestas propias te darán más energía que si vinieran de otro, porque por fin tendrás claro lo que quieres. Aquí van:

  1. ¿A quién de tu pasado puedes perdonar y dejar marchar de tu cabeza?
  2. ¿Qué prefieres, tener razón o ser feliz?
  3. ¿Podrías haber puesto algo más de tu parte en aquella alianza o proyecto que salió mal?
  4. ¿Hay alguien que también haya sufrido los mismos agravios o más que tú? ¿Te pareció para tanto?
  5. ¿Qué pasaría si todo el día de hoy probaras el método del vacío (despegarte de lo material y negarte a preocuparte)?
  6. ¿Crees que perdonar y olvidarte lleva tiempo o que es tan fácil como decir “Se acabó” y olvidarte? (Pista: Es la segunda opción).
  7. ¿Cuál es tu pasión? (Pregunta breve pero quizás te lleve tiempo).

Agradecida por tus comentarios…

🤗¡Te abrazo y…
✨Ojalá seas tú todos los días de tu vida!

Ana BeuSam

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.