Como conseguir paz mental

Como conseguir paz mental

¿Sabes cuál es la clave para tu felicidad?: La paz mental.

¿y la clave? El desapego

Es imprescindible para conseguir tus objetivos (lo contrario de la agresividad que predican muchos).

Porque para conseguir objetivos necesitas gestionar tus pensamientos. Necesitas gestionar tus impulsos.

El budismo demuestra que la principal causa de sufrimiento es el apego.

Nos aferramos a ideas, opiniones y bienes materiales. Sufrimos pensando en perderlo. Algunos ni duermen por la noche. Y luego úlceras, estrés y enfermedades mucho peores.

Pero si practicas el desapego ocurre todo lo contrario: que eres más feliz… y sin pedirlo llegan los bienes materiales.

Aquí van las 3 Claves para que consigas el desapego y tengas por fin paz mental:

1. Pregúntate si quieres tener razón… o ser feliz

La mayoría tiene una necesidad enfermiza de tener razón. Pero si te olvidas de imponer tu opinión toda tu ansiedad desaparece. No vas a cambiar a los demás con tus opiniones. ¿Quieres tener razón o ser feliz?

Algunos son ridículamente agresivos por sus creencias políticas. (Creencias que al fin y al cabo copiaron de otros.) Yo tengo amigos con todo tipo de opiniones políticas y filosóficas. Pero me llevo bien con todos. Me da igual dónde diferimos ¿no hay siempre un punto donde difieres?

Mientras su intención sea buena sólo son distintas maneras de llegar al mismo fin, míralo así. ¿Vas a perder una amistad o un contacto por imponer tu punto de vista?

2. Niégate a culpar

Echar la culpa a otros es volverse negativo. Muy negativo. Asumir la responsabilidad y sus consecuencias es valiente.

Piensa que el 80% de la responsabilidad la tuviste tú (acertarás siempre). No desperdicies tu tiempo buscando malvados. Absorbe, analiza como un estratega y piensa cómo lo harás la próxima vez.

¿Si has discutido o alguien te hace una faena con el coche inmediatamente él es el “malo” y el culpable de TODO? ¿Lo pagas con él y te metes en un buen lío ganándote un enemigo? No te engañes.

Si te disciplinas a no buscar culpables cometerás muy pocos fallos y evitarás incidentes, incluso graves, que pagarás toda tu vida.

Sin un enemigo se acabará el odio que te consume.

Y entonces te vuelves productivo y relajado.

3. No te enamores de tu sufrimiento

Ya sé que “tienes derecho” a estar molesto por tu situación. Que incluso hay algo romántico en el héroe que sufre.

Aiiins, tonterías.

Muchos se enamoran de su sufrimiento y sus problemas del pasado son su vida. Crean un mundo ficticio de ellos contra el resto. Su día está lleno de discusiones imaginarias con gente no presente. Todo gira alrededor de lo malo. Todo son quejas, culpas y agresividad.

Si les dejas te contarán lo mal que les trataron, los amigos que les traicionaron y más historias para no dormir. Como si fueran los únicos en el mundo.

Tonterías.

A ti y a mí nos ha pasado igual. La clave es no darle vueltas.

No seas el quejica del que huyen todos. Acepta que nos pasa a todos. Y seguirá pasando.

“¡No puedo! ¡Es demasiado grave lo que me hicieron!»

Te repetiré lo mismo: no eres el único.

Tienes suerte si te han perjudicado tanto. Habrás aprendido lo indecible y estarás más curtid@ y curios@!

Y punto.

✴️ Y si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

Con amor y gratitud

Anna Beusam

El beneficio de decir lo siento

El beneficio de decir lo siento

Decir lo siento es el gesto más reparador que puede hacer un ser humano.

Marshal Goldsmith, How Sucessful People Become Even More Successful

 

Estoy de acuerdo en que decir «lo siento» es un gesto mágico, reconciliador y reparador.

Tanto en lo profesional como en lo personal, decir lo siento es un gesto mágico, reconciliador y reparador. Todas las disculpas, desde las más pequeñas, hasta el perdón del presidente Lincoln al pueblo por la esclavitud en Estados Unidos, merecen ser consideradas como una actitud mágica.

Si consideramos de forma adecuada el poder de decir lo siento, veremos que, inclusive en términos de negocios, el decir lo siento, puede ser una estrategia inigualable. Entre todas las cosas importantes que se pueden utilizar como herramienta, no hay ninguna que tenga la fuerza del lo siento.

 <<lo siento>>, <<me siento responsable de esto>>. <<Sí, tal vez hubo otros factores, aunque yo tuve mucho que ver con este problema>>.

Estas palabras mágicas refuerzan las relaciones. Aclaran un problema, resolver un malentendido… Todo impulsa hacia adelante la relación.

Di la verdad y actúa con transparencia para que entiendan tu malestar

En marzo de 1977, la empresa de Aguas de Solares, una marca que llegó a tener una cuota de mercado del 50%, se supo que su agua mineral contenía una bacteria que, aunque no era perjudicial para la salud, estaba prohibida. Solares basó su estrategia de comunicación en la saturación publicitaria, dejando a un lado la actividad de relaciones públicas. Se equivocó, no rectificó y hoy en día ocupa un lugar irrelevante dentro del mercado.

Un caso similar, pero resuelto de forma más exitosa, fue el de Perrier. En 1990 se detectan en sus botellas de agua mineral concentraciones de benceno tres veces superiores a las permitidas. La reacción inicial del grupo francés fue la de retirar del mercado una partida de botellas y minimizar la importancia del suceso. Las ventas empezaron a resentirse y Perrier reaccionó, reconociendo y admitiendo el problema e iniciando una campaña de comunicación que le llevó a pedir disculpas a los diferentes públicos. La empresa reconoció su error, rectificó a tiempo y hoy ocupa, nuevamente, el liderazgo.

Habla con tus compañeros sobre la efectividad del «lo siento»

Trátala como una práctica personal por tanto que te es de ayuda en lo profesional . Reconócela como una de las pocas que pueden formar parte de las competencias estratégicas clave.

Surge un retraso en un proyecto y es evidente que el principal responsable eres tú. Rara vez la responsabilidad corresponde a una sola persona, pero tu decides cargar con toda. Curiosamente, a partir de ese momento empieza un círculo recíproco de disculpas. <<Fui yo>>, <<Hombre no, también fui yo>>…De «repente» nos vemos compitiendo por hacernos cargo del error. Al final, acabas tomando una cerveza juntos.

✴️ Y si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

⬇️

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

 SESIÓN DE EXPLORACIÓN

 

Hablamos pronto, ¡deseo que tengas un día genial lleno de paz interior!

Te abrazo con gratitud,

Anna BeuSam
Como conseguir la vida que quieres gracias a tu ingenio

Como conseguir la vida que quieres gracias a tu ingenio

¿Conoces la historia de Tom Sawyer «pintando la valla»?

Es un ejemplo de cómo puedes hacerte rico con ingenio y negociando:

Un sábado la tía Polly castigó a Tom a pintar la valla del jardín. Y Tom empezó su fin de semana condenado a pintar la valla. Humillado y desesperado, empezó su fin de semana con un castigo.

Todos divirtiéndose el fin de semana pero él cargado de trabajo. Pasó su amigo Ben y le preguntó qué hacía pintando un sábado. Pero Tom le dijo que estaba encantado. “
Pintar la valla es un juego. Te lo pasas genial.” Y le mostró cómo se divertía dando enormes brochazos y riéndose.

Ben automáticamente quiso divertirse también y le pidió permiso para pintar. Ya eran dos pintando. Menos trabajo para Tom.

Y Tom siguió actuando con inteligencia. Porque ahora tenía la fuerza de la prueba. Su amigo era la prueba de que pintar era divertido. Hmmm….

Pasaron más amigos  y Tom les hizo ver a todos lo mismo. Que era un juego. Que se lo estaban pasando bien:

  •  “Preguntarle a Ben. Está pintando como un loco.”

Y si a Ben le gustaba les podía gustar a todos.

Y más amigos que pasaban quisieron pintar la valla. Y por supuesto le hicieron el trabajo.

Pero Tom fue más lejos.

Cuando otro amigo le pidió pintar estuvo a punto de consentir, pero cambio de idea:

  •  “No sé, ¿qué me das a cambio?”
  • “Te daré el corazón de mi manzana”, le dijo el siguiente amigo.

Tom entregó la brocha disimulando mala gana. Pero no cabía en sí. Menos trabajo y además… ganancias.

Y siguieron pasando más amigos. Todos quería pintar y él se lo permitió a cambio de algo.

Le hicieron el trabajo y además ganó dinero. Ben, Billy Fisher, Johnny Miller…  todos los amigos le daban algo a cambio de poder pintar. Todos querían pasar un buen rato.

Tom no sólo se quitó el trabajo sino que ganó dinero. Terminó la mañana del sábado y nadó en la abundancia.

Dicen que la clave de la vida es construir una ratonera y esperar.

  1. ¿Te gustaría saber cómo construir la tuya?
  2. ¿Crees que en estos momentos hay algo parecido que puedas hacer?

Porque  en estos momentos SEGURO tengas una buena posibilidad delante

Tienes la misma astucia que Tom. Puedes llegar muy lejos pensando y negociando. Sólo necesitas saber cómo.

Todo depende del ángulo con el que analices las cosas. Tienes cientos de posibilidades de conseguir la vida que quieres gracias a tu ingenio.

Y aquí me despido, espero te haya resultado interesante y sobre todo practico, es muy importante experimentar más que pensar, por eso te invito a pasar a la práctica.

Si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo!

EXCLUSIVO: 

CONSIGUE  CLIC AQUI
 1 SESIÓN DE EXPLORACIÓN CON ANNA. SIN COSTE

 

 

Hablamos pronto, ¡deseo que tengas un día genial lleno de paz interior!

Te abrazo con gratitud,

Anna BeuSam
Como «los demás» encuentran excusas

Como «los demás» encuentran excusas

¿Sabes la razón por la que la minoría que triunfa siempre está hambrienta de más?

Porque disfrutan de la persona en quien se han convertido.

¿Los bienes materiales? Bienvenidos, pero la mayor satisfacción es saber que puedes conseguir lo que quieras gracias a tu constancia y fortaleza. Si perdieras todo lo recuperarías de nuevo y serías feliz en el proceso.

Cuando buscas hacerte mejor eres una persona diferente. Has pasado las pruebas y te vuelves fuerte. Tu satisfacción es ser quien eres. Y ahí está la verdadera felicidad.

A veces, tenemos algún repertorio de excusas y miedos a los que,  permitimos jugar un papel importante en nuestra vida. Los conocidos “Sí, pero…soy muy joven, muy mayor, no tengo suficiente experiencia, es demasiado tarde, cómo voy a cambiar de idea ahora, no voy a tirar por la borda todos los años de estudio…”

Puedes encontrar todas las excusas que quieras.

Excusas que te facilitan no tener que abandonar lo conocido, no tener que probar nada nuevo, pero que suponen un obstáculo a la hora de conseguir tus objetivos y sueños.

Somos responsables SIEMPRE, incluso lo somos de nuestra IRRESPONSABILIDAD. Sergio Sinay
  • ¿Crees que alguien es responsable solo cuando toma decisiones?
  •  ¿Y cuándo no las toma?

 

Equivocarnos no es malo, pero INMOVILIZARNOS  y no hacernos responsables de nuestro futuro, eso sí es una equivocación!
La persona que quiere hacer algo, encuentra la manera.
Los demás, solo encuentran excusas.
  • ¿Qué excusas te das día a día para no actuar?
  • ¿Cuáles son los miedos que debes enfrentar, las cosas que debes aprender para entrar en acción y dejar de darte excusas?

 

✴️ Y si de esta lectura surge alguna duda, cuenta conmigo! 

¡NO TE PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD!

-UNETE SIN COSTE-

Mentoria EXPRÉS

Personalizada 1a1  donde vamos directas al grano del bloqueo

donde te sientes estancada y quieres resolver →

VER MÁS

 

Con gratitud, te abrazo!

Anna Beusam

Como funcionan las psicotrampas

Como funcionan las psicotrampas

Algunas excusas son graciosas y deberían recibir un premio a la creatividad.

Pero las excusas son mortales. Todas.

¿Cuántas cosas importantes se evitan por las dichosas excusas? Dificultan demasiado el camino a la cima. Excusas para no leer, no informarnos, no trabajar concentradamente, no buscar nuevos contactos, no ensayar…

Pero no puedes faltar a un entrenamiento porque no tienes la ropa de entrenamiento. A la mayoría eso le bastará para no ir, y también le bastará un día lluvioso o un familiar que enfermó (una vez más) para no seguir su horario.

Pero siempre hará mal tiempo o un familiar al que le pase algo. Si quieres siempre encontrarás la excusa perfecta para no hacer lo importante.

¿Te estás poniendo ahora alguna para no terminar esa tarea, no hablar con quien tienes que hablar o no hacer ese cambio necesario? Al final acabarás encerrándote en tu zona de confort y no yendo nunca a tu entrenamiento para mejorar. Una trampa peligrosísima. Me gusta llamarle psicotrampa!

Tienes que ver el peligro de las excusas.

Si quieres fuerza para superar los pequeños baches del día a día niégate a cualquier excusa.

Aunque llueva y tengas pocas ganas de entrenar o leer tus dos horas diarias. Siempre habrá algo, siempre apetecerá poco. Yo personalmente no recuerdo el día en que me fuera bien hacer deporte, siempre tenía algo mejor que hacer, pero mi mejor decisión fue ir. Sin grandes convicciones, pero fui. Y luego vino la gran satisfacción, pero antes tocó vencer la excusa.

Cuando no tengas ganas de “entrenar” di: «Me haré muy fuerte si me hago amiga de la pereza.”

Si lo anterior te resuena 🎁te invito a participar en este webinar de cuentos para reinventarse: «Aceptar: Cómo transformar la preocupación en motivación», para tu bienestar personal!! APORTANDO VALOR. Sin ventas. Sin coste.

Inscripciones aqui

Con gratitud, un abrazo!

Anna Beusam

Como aceptar desde el entusiasmo

Como aceptar desde el entusiasmo

Busca la verdad. Sólo la verdad. Pregúntate ¿Dónde estás y a dónde quieres llegar?

Pregúntatelo a cada momento y no perderás tiempo. Invertirás en tiempo útil.

Estate al día con los números e igualmente pregunta sobre la situación. Ten siempre claro a dónde quieres llegar con números y fechas, pero sigue investigando para tener más claridad si puedes.

Sólo es pensar y repensar ¿cuál es tu propósito en la vida?

Cuanto más lo repases más contagiarás ese entusiasmo y harán lo imposible por ayudarte. Claridad.

Si lo anterior resuena en ti 🎁te invito a participar en este webinar de cuentos para reinventarse: «Cómo transformar la preocupación en motivación», para tu bienestar personal!!

APORTANDO VALOR. Sin ventas. Sin coste.

Inscripciones aqui

Con gratitud, te abrazo!

Anna Beusam